El infierno cabe en un suspiro: relaciones ficticias a través de la red

presentacion el infierno cabe en un suspiro webEncarni Barrera, nacida en Montejícar aunque residente en la vecina localidad de Huelma, presentó este martes, 22 de abril, en Granada, la que es su segunda novela, El infierno cabe en un suspiro (Ed. Círculo Rojo). Lo hizo acompañada por la delegada del Gobierno de la Junta en Granada, Sandra García, por la alcaldesa de Montejícar, Remedios Moraleda, y por Vicente García, maestro y amigo.

El infierno cabe en un suspiro llega precedida por el éxito de Las manecillas del reloj, el libro cuya publicación supuso la realización de un sueño. En esta segunda novela, se mete de lleno en el universo virtual de Internet, para analizar la relaciones personales a través de la red, que pueden dar lugar a situaciones indeseadas o desagradables. A partir de una experiencia personal, construye una historia que ya ha recibido las primeras críticas positivas, y que acaba de presentar en Montejícar.

“La novela tiene como base las relaciones a través de las redes sociales y las páginas de contactos. Es una relación que comienza por un contacto a través de la red”, explica Encarni Barrera. En cuanto al título, “muchas veces no sabemos a lo que nos estamos exponiendo cuando pulsamos una tecla del ordenador, y sin quererlo podemos estar entrando en un infierno que cabe en un suspiro. Igual que en un suspiro cabe la alegría y cabe el desahogo, también cabe un infierno. Cuando no sabes lo que manejas, te puedes encontrar sorpresas muy desagradables”, apunta.

A este infierno se llega por el inconformismo, la inestabilidad emocional de una mujer que tiene sus problemas, no se siente valorada, y lo descubre tarde. Intenta suplir las carencias a través de estas relaciones que casi siempre son ficticias, y que pocas veces se consolidan como reales. “En la novela he querido plasmar las dos caras, cómo una relación puede ser nefasta, pero también en la red se puede encontrar una relación válida”, relata la autora.

La idea de esta novela surgió, como confesaba Barrera, por una mala experiencia personal. “Yo fui una de las personas que se vio dentro de una página de contactos sin buscarlo, sin pretenderlo. Y lo descubrí por casualidad, como mucha gente, que me consta que tampoco habían accedido voluntariamente a estar ahí. Fue hace tres años, a raíz de abrir mi página en Facebook, en 2010. Durante este tiempo he estado indagando, escuchando historias. Iba tomando notas, y cuando las he tenido maduras, es cuando la he escrito”.

A diferencia de Las manecillas del reloj, esta segunda novela empieza con un prólogo que es el final, aunque no se desvela nada de la trama; es el resumen de lo que pasa la protagonista femenina. Como curiosidad, los capítulos son alternos por sexos: un capítulo está narrado por la protagonista femenina, y el siguiente por uno de los protagonistas masculinos. El final es un capítulo en tercera persona. “Desde la estructura hasta la trama, que la anterior era más sentimental, esta es más dura: mezcla lo que puede llegar a sentir una mujer hasta aceptar el maltrato. Cambia el fondo y la forma. Además de que en la otra divagaba más en el tema profesional, mezclaba más historias”, comenta Encarni Barrera.

La escritora montejiqueña trabaja ya en La niña rota, tercera novela que tiene muy avanzada y que está basada en experiencias de la posguerra transmitidas a la autora a través de su abuela. “Son experiencias personales de mi abuela y de mis padres, de conocidos, y tengo que tener cuidado para depende de qué temas saber cómo contarlos, aunque no es su biografía. Si es una etapa que no he vivido, tengo que basarme en lo que me contaban otros, y siempre con mucho cuidado para no herir sensibilidades. Quiero ser muy imparcial, y está costando mucho más. Quiero que salga pero cuando pueda ser, no me voy a poner tiempos”.

El infierno cabe en un suspiro se puede encontrar, bajo demanda, en cualquier librería del país. Ahora mismo está en Huelma, en Montejícar, en Granada, en Villanueva de la Reina, en Motril, Cabra del Santo Cristo, también en Jaén…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s